noticias abogado
zonas abogado
empresas abogado

     home Inicio     Tlf: 91 575 90 82

caso volkswagen

Abogado DERECHO CIVIL

Afectados Volkswagen

Abogado MATRIMONIALISTA

Abogado PENAL

Abogado HERENCIAS

INMOBILIARIO Y URBANISMO

Abogado MERCANTIL

IMPAGOS Y CONCURSAL

NOVEDADES JURISPRUDENCIALES


primera consulta gratuita

Error: System error: -2147012866. Linea: 0 Texto:
blog del bufete hernandez-vilches

Conoce el Bufete Hernandez-Vilches

Metodologia de trabajo

simulador de juicios

Twitter

Facebook



Sentencias novedosas de Penal

ESTUDIO JURISPRUDENCIAL LESIONES CON UNA BOTELLA
Tribunal Supremo (Sala de lo Penal, Sección 1ª)



Sentencia núm. 162/2010 de 24 febrero

El primer y único motivo del recurso, se basa en infracción de ley, al amparo del nº 1 de los arts. 849 y 852 de la LECr ( LEG 1882, 16) ., por indebida aplicación del art. 147.2 LECr . e inaplicación del art. 148.1 CP ( RCL 1995, 3170 y RCL 1996, 777) .

1. Alega el Ministerio Fiscal recurrente que la sentencia de instancia ( JUR 2008, 74553) declara probado que, con motivo de una pelea ocurrida en las puertas de un Bar de la localidad de Berga, cuatro de los acusados agredieron a varias personas ocasionándoles determinadas lesiones y que, en dos de los casos, los acusados propinaron golpes en la cabeza con una botella de cristal a las víctimas. El Tribunal admite el empleo de medio peligroso , pero, atendiendo al resultado lesivo producido, considera procedente la aplicación del tipo atenuado del art. 147.2 CP ( RCL 1995, 3170 y RCL 1996, 777) , en vez del subtipo agravado del art. 148.2 CP . Para el Ministerio público en el art. 148.1 CP se sanciona la conducta del sujeto activo que, en una dinámica agresiva, utiliza un medio capaz de producir lesiones graves. Es suficiente haber generado ese riesgo o peligro, sin que se requiera que el mismo se concrete en la obtención de un resultado de lesiones graves. El fundamento agravatorio, la mayor reprochabilidad de la conducta, se encuentra en la potencial capacidad para producir lesiones graves por el medio utilizado en la acción.
Por ello no puede aplicarse el subtipo atenuado, aunque cabría la posibilidad, según facultad discrecional del Tribunal, de aplicar la pena básica establecida en el art. 147.1 y no la agravada del 148 CP.

2. Ciertamente, el Tribunal de instancia declara probado en el factum que: "3º) El acusado Evelio arremetió contra NUM002 (testigo protegido), propinándole un puñetazo en el ojo derecho, empujones y patadas en la zona de la cabeza, llegando Fernando a propinarle golpes en la cabeza con una botella de cristal que portaba. Como consecuencia de ello, NUM002 sufrió contusiones en cabeza y cara y una contusión nasal con epistaxis precisando para su curación de tratamiento médico, consistente en taponamiento anterior y antiinflamatorios, tardando en curar diez días, de los que tres estuvo impedido para su trabajo y vida habitual, sin restarle secuela alguna y reclamando el perjudicado la indemnización que le pueda corresponder...

...Y, 4º) En el desarrollo de la agresión, los acusados Evelio , Gerardo y Hipolito atacaron a NUM003 , de modo que, mientras algunos de ellos le sujetaban por el pelo y otros le daban golpes en la cara, un tercero le propinó un golpe en la cabeza con una botella de cristal que portaba, de resultas de lo cual NUM003 sufrió una contusión en la cabeza y cara y epistaxis, precisando para su curación, además de una primera asistencia facultativa tratamiento médico consistente en antiinflamatorios, tardando en curar 15 días, de los que 1 estuvo impedido para su trabajo y vida habitual, sin restarle secuela alguna y reclamando la indemnización que le pueda corresponder".

Y el Tribunal a quo , en el apartado tercero de su fundamento de derecho 3º), señala que "Los hechos declarados probados respecto de NUM002 son legalmente constitutivos de un delito de lesiones , previsto en el art. 147.2 CP . Del relato fáctico se desprende el uso de una botella de cristal , y de ahí que pudiera resultar correcto encuadrar los hechos en el nº 1 del art. 148 , al haberse utilizado para causar las lesiones una botella de cristal, que era concretamente peligroso para la vida y la salud física del agredido, en razón de su utilización en forma contundente (SSTS 1351/2000, de 21 de julio ( RJ 2000, 6770) ; 1681/3001, de 26-9 ( RJ 2001, 8061) ; y 269/2003, de 26-2 ( RJ 2003, 2302) ). Sin embargo , atendido el resultado lesivo producido consideramos procedente la aplicación del tipo atenuado previsto en el art. 147.2 CP , pues, a consecuencia de las lesiones, NUM002 sufrió contusiones en la cabeza y cara y una contusión nasal con epistaxis -sangrado- que precisó de tratamiento médico consistente en taponamiento anterior y antiinflamatorios, de los que tardó en curar diez días sin que le restara secuela alguna...".

Y en el apartado cuarto del mismo fundamento el Tribunal de instancia precisa, también, que los hechos declarados probados, respecto de NUM003 , "son legalmente constitutivos de un delito lesiones previsto en el art. 147.2 CP , decantándose la Sala por este subtipo atenuado, en atención al resultado lesivo de escasa entidad". Finalmente, en su fallo, la sentencia recurrida impuso a los dos acusados citados primeramente, Evelio y Fernando , con la concurrencia de la atenuante de dilaciones indebidas, la pena de prisión de tres meses . Y a Evelio , Gerardo y Hipolito , con la concurrencia de la misma atenuante, otros tres meses de prisión.

3. Como hemos visto, el propio Tribunal de instancia admite la aplicabilidad -conforme a los hechos que declara probados- de la figura agravada que reclama el Ministerio Fiscal, consistente en "la utilización en la agresión de armas,instrumentos, objetos medios, métodos o formasconcretamente peligrosaspara la vida o salud física, o psíquica del lesionado" .

Realmente esta Sala (Cfr. STS nº 62, de 22-1-03 ( RJ 2003, 679) , rec. 3725 ) ha indicado que se justifica esta agravación, este tipo cualificado de lesiones, por el empleo, entre otros, de instrumentos que sean peligrosos para la vida o salud de las víctimas y que, en el caso en concreto, hayan incrementado la gravedad del resultado o el riesgo sufrido por la víctima. Es decir, que el subtipo hace referencia, como tiene declarado esta Sala, al peligro de la producción de un resultado mayor (Cfr. STS 339/2001, de 7 de marzo ( RJ 2001, 3210) ), o al incremento del riesgo lesivo (Cfr. STS 1203/2005, de 19 de octubre ( RJ 2005, 7128) ), a consecuencia de la utilización de un instrumento que se considera idóneo para haberlo producido.

Los cortes con los bordes de vidrio de la botella rota por el acusado, o lanzamiento de un vaso a la cara, rompiéndose al impactar, se han tomado en cuenta como elemento peligroso en sentencias como la SSTS 614/2000, de 11 de abril ( RJ 2000, 2698) (botella de cerveza de litro); 1468/2002, de 13 de septiembre (botella de cerveza rota en la cabeza); 269/2003, de 26 de febrero (vaso de cristal roto en la cara); 58/2004, de 26 de enero ( RJ 2004, 2108) (golpe en la cabeza con botella de Cola) ó 1277/2003, de 10 de octubre (vaso de cristal roto sobre el rostro); 2-3-2005 ( RJ 2006, 1977) , nº 273/2005 (golpe con vaso y con botella en el rostro); 9-12-2004, nº 1460/2004 (botellazo); 27-12-2005 ( RJ 2006, 278) , nº 1512/2005 (vaso de cristal que alcanza en la cara); 9-5-2006, nº 510/2006 (golpe en la cabeza con vaso de cristal); 6-6-2008, nº 321/2008 (vaso de cristal en la cabeza); 16-6-2009, nº 659/2009 (vaso de cristal contra la ceja derecha, y fuerte golpe con una botella de cristal de Cola); y, 769/2009, de 9 de julio ( RJ 2009, 6969) (botella lanzada contra el rostro).

Y la relación entre la gravedad del hecho y los medios empleados, excluyéndose la atenuación cuando se utiliza un medio tan peligroso como un vaso de cristal , se toma en cuenta en la STS 282/2003 , de 24 de febrero ( RJ 2003, 2294) , que nos precisa que "el tipo atenuado de lesiones que contempla el art. 147.2 CP participa de los mismos elementos que configuran el tipo básico recogido en el núm. 1 del precepto, como lo demuestra la expresión legal del < hecho descrito en el apartado anterior , es decir, la causación de una lesión que menoscabe la integridad corporal o la salud física o mental de una persona, siempre que dicha lesión requiera objetivamente para su sanidad tratamiento médico o quirúrgico. Concurriendo estos componentes, el hecho siempre tendrá categoría de delito, pero para valorar la < menor gravedad que postula el recurrente y que contempla el subtipo atenuado del 147.2, desde la perspectiva del resultado, éste no puede valorarse exclusivamente atendiendo al tiempo de curación de la lesión o a la naturaleza de ésta, porque, como decía la sentencia de esta misma Sala de 28 de junio de 1999 ( RJ 1999, 6109) el resultado no puede valorarse aisladamente del conjunto de circunstancias concurrentes , como la utilización de medios especialmente peligrosos o la intensidad del peligro en el que se hayan puesto bienes jurídicos esenciales para la víctima... El texto legal se refiere a la menor gravedad del hecho descrito en el apartado anterior, por lo que es este hecho, circunstanciado, y no exclusivamente el resultado , el que debe valorarse, atendiendo a los principios de proporcionalidad y razonabilidad, si merece o no la calificación de menor gravedad.

Basta señalar que el instrumento con el que ejecutó la agresión fue un vaso de cristal que se estrelló y rompió contra la cara de la víctima, cuya cualificación como medio peligroso no sólo es aceptada por el recurrente, sino que su capacidad de herir gravemente no precisa de explicaciones, para verificar que en modo alguno puede sostenerse que el deba ser calificado de menor gravedad , independientemente de que el concreto resultado lesivo no haya sido especialmente grave". De todo ello se colige que, además de la consideración del vaso o de la botella de cristal, como elemento peligroso, en atención a su elevado potencial lesivo, por los cortes y heridas incisas que sus fragmentos pudieran ocasionar, utilizándose, rotos ya, o al romperse simultáneamente con el golpe sobre el cráneo, cuello o rostro de la víctima, no cabe duda que debe tener la misma consideración la botella de vidrio o cristal, llena de líquido o vacía que, sin llegar a romperse o fracturarse en pedazos, es utilizada para golpear. Constituye, sin duda, un objeto contundente , más o menos pesado, de elevada dureza -especialmente por su parte inferior-, susceptible de causar lesiones de indudable importancia.
Consecuentemente, el motivo ha de ser estimado.

III. FALLO
Debemos condenar y condenamos a D. Evelio , como autor de dos delitos de lesiones, utilizando objeto peligroso, con la concurrencia de la atenuante de dilaciones indebidas, a dos penas dedos añosde prisión cada una de ellas; y a D. Fernando , D. Gerardo y D. Hipolito , como autores de un delito de lesiones, utilizando objeto peligroso, con la concurrencia de la citada atenuante, a una pena , cada uno de ellos, de dos años de prisión.

Consulta más Sentencias novedosas de penal

Abogado Madrid | Inmobiliario y Urbanismo | Abogado Penalista | Abogado Matrimonial | Derecho Privado | Impagos y Derecho Concursal
Copyright 2008 Bufete Hernandez-Vilches. Abogado penalista - Abogado Madrid - Abogados familia. Todos los derechos reservados.