noticias abogado
zonas abogado
empresas abogado

     home Inicio     Tlf: 91 575 90 82

caso volkswagen

Abogado DERECHO CIVIL

Afectados Volkswagen

Abogado MATRIMONIALISTA

Abogado PENAL

Abogado HERENCIAS

INMOBILIARIO Y URBANISMO

Abogado MERCANTIL

IMPAGOS Y CONCURSAL

NOVEDADES JURISPRUDENCIALES


primera consulta gratuita

Error: System error: -2147012866. Linea: 0 Texto:
blog del bufete hernandez-vilches

Conoce el Bufete Hernandez-Vilches

Metodologia de trabajo

simulador de juicios

Twitter

Facebook



Sentencias novedosas de Penal

ESTUDIO JURISPRUDENCIAL LESIONES CON UNA BOTELLA
Audiencia Provincial de Huelva (Sección 2ª)



Sentencia núm. 19/2006 de 3 febrero

VOTO PARTICULAR QUE FORMULA D. ANDRÉS BODEGA DE VAL EN LA CAUSA DE PROCEDIMIENTO ABREVIADO Nº 26/05

1º.- Nos dice la STS de 8 de octubre de 2003 (Ponente Excmo. Sr. Martín Pallín), que: ,El catálogo de instrumentos peligrosos, realizado de una manera abstracta, teniendo simplemente en cuenta su configuración y características, nos podría llevar a establecer una lista meramente enunciativa, con arreglo a criterios mecánicos e instrumentales, que, en principio, pueden orientar al aplicador del derecho penal, pero no sirven para automatizar, de manera objetiva, la aplicación de una agravante específica. Ante esta eventualidad y sin descartar la peligrosidad intrínseca de determinados instrumentos, como las armas de fuego e incluso, en algunos aspectos, las armas blancas, la jurisprudencia de esta Sala ha marcado pautas interpretativas advirtiendo que, en cada caso, se deberá tener en cuenta el mecanismo de producción utilizado, el riesgo de causación de lesiones graves e incluso la antijuricidad objetiva de la acción. No podemos, en nuestro sistema, prescindir de los principios de culpabilidad y proporcionalidad, que son necesarios para llegar a una solución ajustada según los casos, a la gravedad intrínseca del objeto empleado en la causación de la lesión. La forma agravada, sólo puede entrar en juego cuando se dan una serie de circunstancias, objetivas y subjetivas, que denotan, de manera inequívoca, el propósito del autor de convertir, un instrumento inicialmente inespecífico, en algo real y objetivamente peligroso. 3.- El hecho nos dice claramente, que el golpe se produjo con un vaso que el acusado llevaba en la mano, lo que elimina cualquier intencionalidad previa a esta acción. Es decir, no se nos da como probado que el recurrente cogiese el vaso con el único y exclusivo fin de dirigirlo contra el lesionado. Tampoco se nos suministra, dato alguno, sobre actuaciones que denoten la conciencia y voluntad de utilizarlo como instrumento peligroso, como sucedería en el caso de que lo hubiese roto con anterioridad, para dirigirlo contra su antagonista y poder ocasionarle serias lesiones."

2º.- A pesar de que en el supuesto allí tratado no se aplicó la figura agravada específica, hay que decir que en la generalidad de los casos en los que el Tribunal Supremo ha aplicado la figura agravada especial del artículo 148.1 del CP , se observa como el vaso no fue arrojado sino que al menos se golpeó a la víctima con él sin soltarlo de la mano (v. gr. STS de 18 de febrero de 2000 , STS de 21 de julio de 2000 , STS de 26 de septiembre de 2001 , STS de 25 de noviembre de 2003 , ATS de 22 de mayo de 2003 , STS de 2 de marzo de 2005 , y otras), modo de utilización del mismo que, a mi juicio, resulta ser más potencialmente peligroso que su mero lanzamiento: entre otras razones porque de aquél modo es posible aplicar mayor fuerza, emplear voluntariamente la parte de más potencialidad lesiva del propio vaso, dirigirla con manifiesta intención a un punto concreto del cuerpo en que las lesiones puedan ser de mayor entidad, favorecer su rotura y los eventuales cortes en el cuerpo, aminorar la posible defensa del agredido y reiterar tales golpes. Del otro modo - arrojando el vaso aunque sea a corta distancia y hacia el rostro- se desdibuja la intencionalidad de causar graves lesiones, acaso eventual pero nunca tan clara como en los otros supuestos de mayor claridad, se deja el resultado final a expensas de elementos ya no controlados por el autor de la acción y en cierto modo aleatorios, se pierde el instrumento usado, en suma se debilita la peligrosidad del medio empleado. Únicamente la STS de 17 de noviembre de 2003 se decanta por esta solución, a mi modo de ver de manera muy rigurosa y apartándose de modo aislado de la tónica general de las resoluciones del Alto Tribunal. E incluso en el caso en que allí se debatía el resultado de la acción lesiva fue de mayor gravedad que la que hoy aquí enjuiciamos.

3º.- Obsérvese que el artículo 147 del Código Penal incluye como elementos para graduar la pena el medio empleado o resultado producido, lo que permite afirmar que el tipo básico es de normal aplicación cuando las lesiones requieren tratamiento médico y se causan con medios de cierto peligro; y que, por otro lado, el artículo148.1 obliga a calificar el medio empleado de concretamente peligroso, sin que a mi juicio cualquier objeto arrojado a la cara sea sin más parificable a otros modos de atentar contra la integridad corporal que caen claramente en la órbita del indicado precepto. Habrá que separar incluso la clase de vaso arrojado, su fragilidad ante una rotura o su contundencia, y aclarar la relación directa entre la forma de hacer uso de él las lesiones derivadas.; y en el acto de juicio no pude ganar convencimiento sobre extremos de importancia para calificar la conducta como de mayor gravedad que la básica de lesiones. En este punto debo decir que este voto no tiene excesiva trascendencia pues entiendo que la pena de dos años sería posible igualmente con aplicación del artículo 147, y estando conforme en lo principal, esto es autoría y resultado de la prueba; sin embargo la precisión técnica es importante ya que la aplicabilidad del tipo abre posibilidades penológicas que en el artículo 148 no han sido consideradas

Consulta más Sentencias novedosas de penal

Abogado Madrid | Inmobiliario y Urbanismo | Abogado Penalista | Abogado Matrimonial | Derecho Privado | Impagos y Derecho Concursal
Copyright 2008 Bufete Hernandez-Vilches. Abogado penalista - Abogado Madrid - Abogados familia. Todos los derechos reservados.